¿Qué es...? Contrato Mecantil y sus peligros

¿Qué es...? Contrato Mecantil y sus peligros

¿Qué es...? Contrato Mecantil y sus peligros
Aunque están presentes en nuestra sociedad desde hace muchos años, con la crisis ha crecido la picaresca y este tipo de contratación ha aflorado con gran cantidad de ofertas por parte de las empresas.

Dichas empresas buscan personal que esté dispuesto a trabajar con un contrato mercantil, y normalmente no se le dice toda la verdad al contratado sobre los peligros y problemas que le puede acarrear a corto plazo.

Definición breve: En el momento que firmas este contrato te conviertes en trabajador autónomo. Trabajas para una empresa, pero realmente tú te conviertes en empresario.

Muchas empresas intentarán engañarte y te dirán que no es necesario que te des de alta como autónomo e incluso que es compatible con el cobro de la prestación por desempleo, ten en cuenta que a ellos les da igual los problemas que puedas tener ya que estarán cubiertos fiscalmente, además el contrato mercantil exime de responsabilidad a la empresa en lo que a pagos a la seguridad social se refiere.

Este tipo de contratación es incompatible con el cobro de una prestación por desempleo, diga lo que diga la empresa que intente colarte este tipo de contrato.

Deberás darte de alta como autónomo, y tendrás que pagar la cuota mensual tengas beneficios o no.

Ser autónomo implica todos tus bienes presentes y futuros, ya que respondes con todo tu capital.

Si decides no hacerte autónomo, podrías tener serios problemas, ya que como es lógico la empresa declarará los pagos y en poco tiempo tendrás a hacienda pidiendo explicaciones por los cobros que no has justificado y la Seguridad Social reclamándote los Seguros Sociales atrasados.

El contrato mercantil, únicamente beneficia a la empresa, ya que puede contratar sin generar gastos de contratación y evitar responsabilidades.

Si crees que pagando tus seguros de autónomo, no te será rentable el trabajo, mejor no comiences en ese trabajo, ya que para perder dinero siempre hay tiempo haciéndote BANKERO.

7 comentarios:

  1. En mi primera entrevista de trabajo en el ochentaytantos, me ofrecieron un contrato mercantil. Todavía les tiene que retumbar la pedorreta que les hice en los oídos

    ResponderEliminar
  2. Si, creo que a la mayoría nos han ofrecido uno de estos, antiguamente para venta ambulante de enciclopedias de editoriales muy famosas, ahora creo que los usan mucho con la gente que mandan a casa para que te cambien de compañía la facturación de la luz o el gas, que por cierto creen que son muy listos y que te van a engañar cuando son ellos a los primeros que les han engañado.

    ResponderEliminar
  3. Yo también conozco estos contratos desde los años ochenta (en esa venerada década tampoco era todo jauja), pero desconocía lo de tener que hacerse autónomo, con lo que conlleva eso.
    Muy interesante el post, sobre todo viendo como está el mercado laboral.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo13:04

    Hoy acaban de ofrecerme uno, trabajando como teleoperadora. Ya he perdido la cuenta de la cantidad de contratos mercantiles que he rechazado en este último año.

    ResponderEliminar
  5. el contrato es peligroso pero que haces si tienes que comer

    ResponderEliminar
  6. El problema es que con estos contratos al final tienes que poner dinero.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:15

    Un "trabajo" en el que hay que poner dinero, podrá definirse como un negocio, una transacción económica, pero nunca podrá definirse como un empleo. Gran artículo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario.
Este blog no se hace responsable de las ideas expresadas por los usuarios del mismo.
Advertencia:
Lo invitamos a compartir sus opiniones y comentarios, sin embargo, es importante que usted sepa que este es un sitio moderado y no un foro público.
Una vez publicados, este blog se reserva el derecho de eliminar comentarios o enlaces que contengan:
Lenguaje ofensivo.
Ataques personales a lectores o autores de este blog.
Comentarios inapropiados que ataquen cualquier grupo étnico, religioso o racial.
Spam o enlaces a otros sitios web.
Mensajes fuera del tema del artículo en cuestión.
Infracciones en derechos de autor o marcas.
Los comentarios de los lectores escritos en nuestro blog no reflejan las opiniones y posiciones de este blog.

comparte con Whatsapp móvil.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...